El derbi de Salamanca

/ diciembre 13, 2020

Unionistas de Salamanca y Salamanca CF UDS se enfrentaron en la última jornada de liga de este 2020 en el Reina Sofía. Ponemos a prueba nuestro Sony 200-600 mm en este partido de fútbol.

Asistimos al derbi de fútbol entre los dos equipos de la ciudad de Salamanca. No es el primer partido que cubrimos esta temporada en 2ªB en el Grupo 1A para distintos medios y agencias con los que trabajamos. Si en un partido de fútbol la exigencia es máxima, en un derbi en el que ocurren muchas acciones importantes, aun más. Este tipo de partidos suelen está cargados de intensidad, polémica, roces, detalles que no se pueden escapar. Sin embargo, para nosotros, la novedad en este partido era poner a prueba el nuevo objetivo con el que contamos para eventos deportivos y naturaleza, el Sony 200-600 F5.6-6.3 G OSS FE. Un teleobjetivo que no es muy luminoso pero sí muy ligero, comparado con otros de su rango, y con unas prestaciones de velocidad de enfoque y calidad muy buenas.

Aunque siempre acudimos con dos cuerpos a cada evento, en esta ocasión con la versatilidad del 200-600 nos hemos visto más servidos para cubrir el evento. Ha ayudado mucho que el partido fuera a las 12 de la mañana, y más en invierno. Pero llegado el tiempo estival y las competiciones al aire libre, será sin duda el objetivo casi único con el que trabajar.

La combinación con la Sony a7III es prácticamente perfecta. Su respuesta es muy rápida, y aunque aun nos faltan hacer varias pruebas, el resultado es muy satisfactorio. Tenemos que añadir, que podemos transformar este objetivo en un 300-900 mm, lo que nos permite trabajar a portería cambiada y tener cubiertas las dos partes del campo sin tener que cambiar de objetivo. Siempre teniendo en cuenta su poca luminosidad, si bien es verdad que el Canon 300 mm F2.8, con el multiplicador 2X, se convierte en un 600 mm F5.6. El multiplicador nos resta algo de calidad y velocidad en el enfoque, algo que no pasa con el Sony 200-600.

El partido lo cubrimos desde dos puntos distintos, por un lado desde uno de los fondos más pegados al campo. Es verdad que en las jugadas muy cercanas el 200 mm se queda muy largo pero nada que no se arregle usando un segundo cuerpo con un 70-200 mm o un 24-105 mm. Tras 20 minutos en el fondo, nos tocó cambiarnos a la grada por tema de rotaciones en el campo para dejar sitio a los compañeros (el campo está en obras). Desde la grada y algo más alejados sí que se notó que el 200-600 es un objetivo perfecto en ese rango. Todavía habrá que probar algunas cosillas pero su modo 3, especial para escenas dinámicas va muy bien.

Nos hemos permitido el lujo de disparar a velocidades superiores a los 1/1000, e incluso a F6.3, el ISO no superaba los 1600. El día nublado pero claro también ayudaba a estos resultados. La Sony a7III sigue dando resultados fantásticos a 4.000 o 5.000 ISO lo que no es un problema para la apertura del objetivo.

Sobre el partido resaltar que ganó el equipos local, Unionistas de Salamanca por 1-0, gracias a un gol de Carlos de la Nava de penalti. Es el primer derbi que gana el equipo contra su rival de la ciudad. Esta victoria le ha valido al equipo para acabar este 2020 como líderes de su grupo y darle una doble alegría a su afición.

Seguiremos haciendo pruebas con este fantástico objetivo en naturaleza y otros deportes para ver cuanto nos da de sí.

Compartir esta entrada