Mundo Animal

/ diciembre 12, 2019

Entramos en las últimas semanas del año y no queríamos cerrar esta etapa sin hacer un repaso por algunas instantáneas que nos ha dejado el mundo animal. 

Zoo y Parque Cuaternario de Santillana del Mar, Zoobotánico de Jerez,… han sido varios los hábitats y zoos que hemos visitado y que nos han dejado imágenes para el recuerdo.

 
Cámara en mano como siempre y con un gran teleobjetivo, nos hemos armado de paciencia para captar momentos e instantes únicos . A veces la distancia, las rejas, las mamparas de cristal, nos han dificultado la labor pero siempre se puede buscar una manera de saltar todos estos obstáculos.

Tras la experiencia en Cabárceno,  hemos continuado nuestras visitas a otros lugares donde disfrutamos de la presencia de gran diversidad de especies animal es. Captar un momento único, una mirada, un salto o rugido es apasionante, incluso cuando una despistada paloma se cuela en la jaula de los lobos, atónito ves como uno de estos animales la atrapa y se la come. Nada que su instinto cazador no justifique, pero que aún así impacta a nuestra mirada. Ya que aunque son fauna salvaje viven cercados y enrejados pero no por ello cambia su naturaleza.

Hemos utilizado en nuestras salidas todo tipo de objetivos, si bien siempre buscamos un gran teleobjetivo o uno que tengo una buena apertura para poder desenfocar los fondos y aislarnos un poco de esas jaulas y lugares en los que se encuentran encerrados los animales. A pesar de estar muchos al aire libre no siempre hay gran cantidad de luz para trabajar holgadamente y necesitamos tirar de ISOs altos en demasiadas ocasiones. El secreto siempre estará de todos modos en la paciencia y el disfrutar de lo que observamos.

Compartir esta entrada